jueves, 25 de junio de 2009

Tecnología y experiencias políticas de vanguardia en la Web 2.0.

Los ciudadanos de Barcelona deberían estar muy contentos con la utilización relevante y especialmente significativa que hace su alcalde, Jordi Hereu, tanto de la tecnología como de la Web 2.0.

En el primero de los apartados, como puede verse en la foto, y como ya recogí en un post anterior, cuyo título fue “Modelos Mentales y realidad percibida”, el Alcalde tiene el detalle y la amabilidad, gracias a Photoshop, de aparecer, en sus carteles electorales, libre de arrugas, con una piel más firme y rejuvenecida, y con un poblado mechón de pelo negro allí donde la realidad (maldita y obstinada realidad) muestra una incipiente calvicie que deja al descubierto su, al parecer, irreverente cuero cabelludo.

Gracias alcalde por ese hábil y certero retoque, que nos evitó tener que enfrentarnos a la desagradable visión de su incipiente proceso alopécico.

Esta vez, nuestro intrépido alcalde, ha sido noticia, además de como un consumado usuario del afamado software de Adobe, como un prolífico y decido utilizador de la Web 2.0.

Al parecer, nuestro alcalde, mantiene en la red un interactivo y completo Blog, repleto de ideas y de propuestas.

Lástima que, al parecer, la bromita le sale algo cara a los contribuyentes.

Usted señor Hereu, no les haga caso a las malas lenguas. Digan lo que digan, lo suyo no es otra cosa que un loable y paradigmático ejemplo de tecnología y experiencias políticas de vanguardia en la web 2.0.

Bueno, os dejo con el fino y socarrón artículo de Quim Monzó, en el que nos explica las magnificencias y las sorprendentes interioridades del desconcertante blog del señor alcalde.

Hereu, usted y yo tendríamos que hablar

El lunes, Jaume Ciurana, concejal del Ayuntamiento barcelonés, explicó que el blog de Jordi Hereu cuesta cada año 315.000 euros. Dice Ciurana que se enteró de la cifra mientras revisaba las cuentas del Ayuntamiento. Según él, es una inversión desproporcionada, visto el impacto escaso que el blog tiene entre los barceloneses. Leía sus palabras y pensaba: ¿qué va a decir Ciurana, si es convergente? 315.000 euros son un pastón, sí, pero hay que tener en cuenta que no es lo mismo un blog que escribe uno mismo (y que no cuesta ni cinco) que otro que te escribe una empresa que finge que eres tú quien cuelga los posts. Ahí hay un curro: un negro o varios. Los que escriben se hacen pasar por Hereu, calculaba yo, y no es fácil colocarse en la piel de un personaje público.

Pero hoy he entrado (blogbarcelona. cat) y veo que no es así. Ni siquiera se toman la molestia de hacer ver que son Hereu. El subtítulo del blog es Diario compartido entre el alcalde y tú, pero a él sólo se le ve en fotos y vídeos; no nos explica sus cuitas, ni interviene de verdad. Hay temas (Mi Barcelona, Medio Ambiente, Convivencia...) y, si no te gusta ninguno de los que ves, puedes "iniciar una nueva conversación". Pero la inmediatez de los blogs no se ve por ningún lado. Por todas partes sale Hereu (inaugurando cosas o largando discursos), pero el conjunto es un laberinto estructurado para que las quejas y las críticas se pierdan por las esquinas. De hecho, de blog tiene poco. Es un espacio publicitario descarado, sin ningún pudor, a mayor gloria del alcalde.

No me parece mal. A la que tienen un cargo, todos los políticos gastan los dineros públicos en promocionarse, haciendo como que hablan de la ciudad o el país que gobiernan. Por eso quiero hablar con Hereu. Porque le están dando gato por liebre. A ver: 315.000 euros anuales son, al mes, 26.250 euros. Por 26.250 euros mensuales, señor Hereu, me comprometo a bordarle un blog de verdad y no esa pijotada que tiene ahora. Cada día le escribiría entradas bien trabajadas. Emotivas, por ejemplo, demostrando su amor por la ciudad y sus habitantes y, también, su vertiente íntima. Como si fuese usted, hablaría de los libros que le gustan - los haya leído o no-,de la música que prefiere, de la película que fue a ver (o no) el domingo. Por 26.250 euros al mes, cada día ensalzaría su vida y obra, su tenacidad, su espíritu de entrega, su vocación de servicio y su sonrisa permanente. A mi favor puedo decirle que décadas de deambular entre el periodismo y la ficción me permitirían crearle día a día una bitácora vibrante, que sería la envidia de los alcaldes del mundo entero y que seguirían con embeleso todos los barceloneses, incluido Xavier Trias. Hablemos. Mi dirección electrónica es MonzoAndCo@ aol. com. Espero su e-mail. Muchas gracias.

18-VI-09, Quim Monzó, la Vanguardia.

Os dejo con un video del alcalde… (En el que la alopecia incipiente sigue reprimida).

Clicky Web Analytics